martes, 29 de enero de 2008

Libros leídos: Els privilegiats

"Els privilegiats" es el hasta ahora último libro de Núria Perpinyà y una demostración más de que la literatura catalana (en catalán, en aranés o en castellano) tiene autores de categoría y capaces de llevar a buen término apuestas formales a priori arriesgadas.

El libro narra las visicitudes por las que pasa el Museu Filantròpic de Telamós, que se nos presenta así en las primeras líneas del libro:

El Filantròpic és el refugi del vells i els solitaris. Un museu antic per a fugir del fred i la calor; i, gràcies al seu immens silenci, del món. [...] No hi ha lloc més tranquil al món. Quin jardí de bellesa més plàcid!

Las visicitudes por las que pasa, de hecho, no sólo el museo sino también sus vigilantes, encabezados por el héroe (a su pesar) del libro, Pere Serivà.

Una de las mejores bazas del libro es la creación de los personajes a partir de lo que dicen. Hay muy pocas descripciones, y el uso del diálogo al estilo teatral hace que los personajes se desarrollen mediante su forma de hablar y sus palabras. Y no hay que saltarse aquí a un personaje muy importante del libro: el narrador. ¿Es este narrador el museo mismo o quizás el senyor Quinci, último miembro de la familia que ha dominado el museo (y el pueblo) y que un día desaparece misteriosamente? Es este narrador el que ofrece a lo largo del libro reflexiones como la siguiente:

Apartar les indefenses obres d'art dels conflictes bél.lics és un deure humanitari. Els bondadosos col.leccionistes i, després, els museus civilitzats van acollir mosaics, escultures i capitells sense cap retret envers els impius païssos de procedència. Mesopotàmia fou espoliada pel bé de la Humanitat i Atenes i Egipte... Afortunadament, les grans ciutats com París, Londres i Nova York van protegir de bon grat els tresors que havien costat tants cadàvers; van netejar-los amb pulcritud i van proclamar que l'art era universal i intocable.

La otra gran baza del libro es la ironía y la mala leche que destilan muchas páginas. Sobre todo a partir del momento en que el museo pasa a ser el centro de interés del mundo político y se contratan más vigilantes y viene una nueva directora y ... pasan muchas cosas que descubrirás cuando leas el libro. Otra cosa que me encanta del libro es que, debido a que muchos de estos nuevos personajes tienen origen extranjero, la escritora se deleita en crear híbridos lingüísticos fantásticos: el catargentino (catalán+argentino) de la Numa, el italán (italiano+catalán) de la Trevi, el cataló (catalán+caló) de la Lali,...